13 de agosto de 2009

EL FUTURO CONDON FEMENINO


La posibilidad de que las mujeres puedan utilizar un "condón molecular" para protegerse del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) parece cada vez más cercana.

Científicos de la Universidad de Utah, Estados Unidos, están desarrollando un gel que la mujer se introduciría en la vagina antes del acto sexual.

Al entrar en contacto con el esperma, el gel libera un fármaco antiviral que ataca el VIH y forma una malla que impide en paso del virus.

En un estudio publicado en la revista Advanced Functional Materials, los científicos probaron el material en células vaginales humanas y comprobaron que bloquea el paso a las partículas de VIH.

Los científicos, encabezados por el Dr. Patrick Kiser, llevan años trabajando en este gel que protegería a las mujeres del SIDA y sería particularmente útil en África, donde el uso de preservativos es relativamente bajo.

Nuevo intento
En 2006 habían desarrollado una primera versión de este "condón", que se transformaba en una capa gelatinosa al entrar en contacto con la piel y luego se volvía líquido al combinarse con el semen.

Sin embargo, el problema que encontraron fue que en África, una de las zonas con mayores índices de SIDA, las altas temperaturas impedían que el gel se volviera líquido.

Entonces, lo que hicieron fue generar un proceso exactamente opuesto: mediante cambios en la composición química relacionados al PH (índice de acidez o alcalinidad) del esperma, el nuevo gel se vuelve más sólido en lugar de más líquido.

"Nuestra investigación no pone el énfasis en el fármaco, sino en el vehículo usado para transportarla", explicó el Dr. Kiser.

Próximamente, en mujeres
El próximo paso será probar el gel en tejidos de mujeres que hayan sido sometidas a histerectomías -extirpación del útero o matriz- y, finalmente, en mujeres. Se estima que pasarán años antes de que pueda ser de uso masivo.

El proyecto de Utah es parte de una tendencia internacional a investigar y desarrollar sistemas de liberación de fármacos "microbicidas" (mata microbios) como gels, anillos, esponjas y cremas para prevenir infecciones como el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

Estos sistemas son vistos como una forma de que las mujeres tengan mayor poder de protegerse a sí mismas del VIH, particularmente en naciones donde el SIDA está muy extendido, donde el número de violaciones es elevado, donde los condones tradicionales son un tabú o no están disponibles o donde los hombres son reticentes a usarlos.

fuente: BBC Mundo

1 comentario:

ing paco huliarte veloz dijo...

ME PARECE QUE ES UN POQUITO INCOMODO EL DATO PERO QUE MAS DA...HAY QUE ACOSTUMBRARSE...

.

.