3 de junio de 2009

Nancy Reagan aún "habla" con su marido...


La ex primera dama de Estados Unidos, Nancy Reagan, dijo que aún "ve" a su marido, Ronald, y habla con él.

"Por las noches, si me despierto, pienso que Ronnie está ahí y comienzo a hablar con él... y le veo", contó a la revista Vanity Fair.

Nancy Reagan, de 87 años, también habló para esta publicación de lo mucho que echa de menos a su esposo, que murió en 2004.

"La gente dice que (con el tiempo) la cosa mejora, pero no. Le hecho de menos muchísimo", añadió.

Michelle Obama le pidió consejo a la veterana primera dama cuando ésta se mudó con su esposo a la Casa Blanca.

"Simplemente pásalo bien y haz un poco de negocios. Así es como funciona Washington", le dijo Reagan a Obama.

Desde entonces las dos mujeres han mantenido otras conversaciones telefónicas.

Nancy, como es conocida familiarmente en su país, le aconsejó que celebrara más cenas de Estado -ella llegó a organizar más de 50, frente a las seis de la presidencia de George W. Bush- en la Casa Blanca.

Consultó a astrólogos
La viuda de Ronald Reagan lleva años interesada por la astrología. De hecho, en 1988 fue duramente criticada y ridiculizada cuando se reveló que había estado consultando a astrólogos mientras vivía en la Casa Blanca.

Su actual inquilino tuvo que disculparse precisamente por abordar este tema cuando fue elegido presidente.

Al ser preguntado por la prensa si había recibido consejos de algún ex presidente, Obama respondió que consultó a los ex mandatarios vivos, pero no quería "hacer pensar a Nancy Reagan en una sesión de espiritismo".

A pesar de que reconoce abiertamente haber votado por John McCain, el candidato republicano -del mismo partido que su marido- en las pasadas elecciones, Reagan se deshizo en halagos hacia el ganador.

"Creo que Obama hizo la mejor campaña que he visto nunca", dijo. "Disciplinada, bien organizada... Muy, muy buena".

Nancy Reagan se reunió en Washington con el presidente para la firma de la "Ronald Reagan Centennial Commission Act", que servirá para honrar a este mandatario de la Guerra Fría en 2011, cuando se cumpla un siglo de su nacimiento.

La que fuera una de las primeras damas más activas de la historia de la Casa Blanca, dijo aprobar las medidas de Obama para promover la investigación con células madre en la investigación de enfermedades como el Alzheimer, que acabó con la vida de su esposo cuando tenía 93 años.

Dijo que, a pesar de que odia viajar, volaría desde California sólo para demostrarle a Obama su apoyo a este cambio de política.

.

.