6 de mayo de 2009

Celibato...es valido???


Celibato (en latín caelebs, caelibis) se refiere al estado de aquellos que no se casan o que no tienen una pareja sexual.

El celibato sacerdotal incumbe directamente a los sacerdotes diócesanos. La historia del celibato sacerdotal obligatorio se encuentra dentro de la Historia de la Iglesia Católica o la Iglesia Latina.

Durante estos últimos días se ha hablado mucho sobre los múltiples hijos que al Ex Sacerdote y hoy Presidente del Paraguay Fernando Lugo se le acreditan y de los cuales ya esta reconociendo de a poco y que fueron procreados durante su faceta sacerdotal y en un supuesto celibato.

El día de hoy en los diarios latinos se menciona que el famoso Padre Alberto quien todos los días nos da consejos moralistas en el canal Católico por cable, aparentemente tiene un romance con una linda muchacha y por este motivo ya ha sido suspendido sus programas hasta el final de una investigación.

Y así puedo nombrar muchos casos mas que han sonado durante mucho tiempo y que ha generado que de a poco la Iglesia Católica vaya perdiendo seguidores por que moralmente se considera que si un sacerdote falta al celibato prometido ha convertido un gran pecado.

Voy hacer muy honesto, yo soy Católico y me lo enseñaron desde pequeño, estudie en un Colegio Católico y ahí aprendí a creer en Dios y no en los Sacerdotes por la doble moral que nos enseñan. Yo voy a la Iglesia a conversar con Dios, pero nunca escucho misa…pero ese no es el punto de este Post.

Realmente considero que esta promesa de Celibato en los sacerdotes esta siendo destruida de a poco…pero realmente el Celibato es valido???...los Sacerdotes no son Humanos normales y con sentimientos como cualquiera de nosotros???...dirán que es parte del sacrificio de seguir a Dios, pero porque no a estos seguidores de Dios pueden tener esposas e hijos, no creen ustedes que podrían ser mejores consejeros y guías si viven en carne propia lo que es la convivencia familiar...
Mi humilde opinión…el celibato debe terminar, el celibato debe ser opcional para los sacerdotes…ustedes que opinan???

2 comentarios:

Juan Montalvo dijo...

Algunas cosas que la gente no termina de comprender: El Celibato es un asunto EXCLUSIVAMENTE ECONÓMICO. Si bien resultaría muy complicado mantener una familia con el voto de pobreza, además está el problema de las herencias: el sacerdote casado necesitará bienes con los que sostener a sus familias, y sus descendientes tendrán derechos de propiedad sobre esos bienes. La Iglesia no admite confusiones en este sentido. Se podrá estar a favor o en contra de este asusnto del celibato, pero esas son las normas de la Iglesia y la relación de un Sacerdote con la misma se produce de forma VOLUNTARIA y sin COERCIÓN. Por lo tanto, si un sacerdote no cumple con ese voto de castidad su capacidad para mantener la palabra dada queda totalmente destruída. Si un sacerdote se siente incapaz de cumplir con ese reglamento, lo natural es que, antes de romper esa claúsula de su contrato laboral (por así decirlo) rompa su relación con su empleador y cuelgue los hábitos. No se puede tener pan y pedazo. Nadie obliga a nadie a ser sacerdote.

Fabiola Checa-Ruata dijo...

Saludos a Todos: Ciertamente el tema del celibato dentro de la iglesia catolica, apostolica y romana siempre ha sido un tema polemico. Desde hace tiempo la iglesia ha tratado de adaptarse a los tiempos modernos; sin embargo, en este aspecto no podemos ser ciegos ni sordos frente al bombardeo televisión o vía internet de pornografia y otros aspectos que incitan a las relaciones sexuales, donde hoy prolifera la promiscuida y la mujer sigue siendo considera como objeto sexual a pesar de la famosa "liberación femenina". La voluntad y la fuerza de mantener el celibato no solamente en los sacerdotes, incluso en los laicos en general se encuentra en el interior de cada uno de ellos, tomando conciencia de los valores inculcados y de aquellos que realmente es positivo o no para nuestra vida y el engrandecimiento del espiritu. Lo que le sucedió al padre Alberto es lamentable, más eso nos demuestra que todos somos humanos y que cada dia estamos expuestos a diversas tentaciones, desde el conserje de un edificio hasta las más altas dignidades. Depende de cada uno de nosotros superar nuestros defectos y engrandecer nuestras virtudes.

.

.