19 de mayo de 2009

El peladito no era el papá...


El ADN no miente: el bebé no es suyo ni fue padre a los 12 años.

El chico Alfie Patten había aparecido en febrero en la portada del tabloide británico The Sun con el titular: "Padre a los 13". La imagen lo mostraba abrazando a un bebé recién nacido.

La noticia provocó estupor e incluso destacados políticos británicos expresaron su preocupación ante lo "inusual" del caso.

Medios internacionales se hicieron eco de la noticia destacando el extendido problema de los embarazos adolescentes en el Reino Unido.

Pero las pruebas científicas establecieron en marzo pasado que otro adolescente de 15 años era el padre real del bebé de la adolescente Chantelle Stedman. Los resultados de las pruebas de ADN se hicieron públicos siguiendo el dictado de un juez.

El padre del joven de 15 años dijo que su hijo tendrá que asumir la nueva responsabilidad: "Uno no puede simplemente dejar que la madre se haga cargo de todo, aunque sea hay que proveer dinero de vez en cuando".

Por la educación sexual
Alfie, quien tiene ahora 13 años y es de Eastbourne, en East Sussex, había contado a un diario nacional, el pasado febrero, que creía que había dejado embarazada a su novia Stedman.

Ante la polémica, el consejo del condado de East Sussex aseguró que los padres adolescentes serían supervisados de manera intensiva y recibirían ayuda.

La policía de Sussex anunció que no tomaría ninguna acción contra los jóvenes.

Las fotos de Alfie con una niña que creía que era su hija recién nacida renovaron las peticiones de una mejora en la educación sexual en el Reino Unido, país que tiene el índice de embarazos adolescentes más alto de Europa Occidental.

Según Naciones Unidas, entre 2000 y 2005, un 7,3% de los embarazos totales en esta nación fueron de madres entre 15 y 19 años (alarmante, pero lejos del índice promedio de América Latina y el Caribe, donde fue un 18,2%).

.

.